domingo, 17 de julio de 2016

SQP: el gran sobreviviente de la farándula televisiva cumple 15 años

El programa de Chilevisión ha tenido varios competidores, los que de a poco fueron desapareciendo.

El 23 de julio de 2001 llegó a la pantalla local Sálvese quien pueda, conocido hoy como SQP, un espacio dedicado exclusivamente a nuestra farándula. Debutó en Chilevisión con la conducción de Jennifer Warner, y a su lado estaba  Cristián “Chico” Pérez, quien en 2006 pasó a ser el rostro principal al reemplazar a la periodista en la animación del ácido programa.

Fue desde esos años que nombres como el de René Naranjo, Francisca García-Huidobro, Carola Julio, Italo Passalacqua, Ignacio Gutiérrez, Patricia Larraín, Pamela Díaz, Alejandra Valle, Pamela Jiles, José Miguel Villouta, Julio César Rodríguez y Felipe Avello, entre muchos otros, formaron parte del team de opinólogos del espacio que durante muchos años se dedicó exclusivamente a desmenuzar los escándalos de los famosos. Y ni los mismos panelistas se salvaban de ser el centro de la polémica.

Cómo olvidar que fue en ese set, por ejemplo, que Villouta y Valle calificaron al entonces director ejecutivo de TVN, Daniel Fernández, de proxeneta por permitir a una menor de edad al interior del reality Pelotón. Ambos fueron despedidos. Fue también ahí que García-Huidobro abandonó el estudio luego de ser interrogada por su compañera Jiles por su ruptura con Julio César Rodríguez. Pero, sin dudas, uno de los episodios más hilarantes y memorables de SQP lo protagonizó Avello, el que en uno de los programas se abalanzó sobre Naranjo, para golpearlo mientras le decía ¡te voy a matar! Eso, sumado a que por años fue el rey indiscutido del mediodía, éxito que llevó a otros canales a crear sus propios espacios de farándula. Fue así que nacieron Mira quien habla (Mega), En portada (UCV), Intrusos (La Red), Alfombra roja (Canal 13) y Secreto a voces (Mega), y de ellos a la actualidad solo subsiste el de La Red y SQP.  

Más de 10 años han pasado desde la bizarra trifulca entre Avello y Naranjo, la que el comediante recuerda como si fuera ayer. “Todo fue una parodia a la violencia, una burla. Me acuerdo que nos dimos un abrazo después de eso porque ambos sabíamos que no era verdad. Yo me sentía cómodo en el programa porque jugaba e improvisaba todo el tiempo. Pero con los años se volvió poco novedoso para mí, y me aburrí y me fui”, explica. Avello estuvo en el espacio entre 2002 y 2008, pero de manera interrumpida. “Me sirvió mucho estar en SQP porque mis shows ahora siempre tienen harta gente. Me sirvió para hacerme conocido”, dice.  

Quien también tuvo un extenso paso por el espacio que creó Rodrigo Danús, y que este año promedia 4,8 puntos de sintonía, es Juan Pablo Queraltó. El periodista partió haciendo los móviles, luego fue notero, después panelista, hasta que finalmente se convirtió en el conductor. “Fueron ocho años en el programa. Fue una tremenda experiencia, me enseñaron todo lo que sé televisivamente. Disfruté mucho estar ahí, y recuerdo que esos años con Avello, Italo y Naranjo nos reíamos el ochenta por ciento de lo que duraba el programa”, declara el ahora integrante de Bienvenidos (Canal 13).

Queraltó recuerda también muy bien lo que fue 2014, porque fue ahí cuando se rumoreó sobre el fin de SQP por una baja en el rating. “Ese año es especial porque el canal confió en mí y me puso como conductor,  pero también estábamos intranquilos porque todos decían que el programa se terminaba. Pero los ejecutivos de Chilevisión nos calmaron y nos aseguraron que éramos una marca importante para el canal”.

Fue en 2014 que llegó Carmen Gloria Lobos, la actual editora general de SQP, y quien lideró la metamorfosis que el programa necesitaba para reencantar a la audiencia. “En el país había tantos movimientos sociales, que nosotros no podíamos estar ajenos a eso. Nos dimos cuenta que la gente estaba aburrida de las peleas y las confrontaciones, y empezamos a hacer un show más amable y transversal, tocando varios temas de interés nacional”, afirma Lobos.

Su actual conductor, Andrés Caniulef, asegura estar cómodo en el espacio porque este “ha ido mutando para llegar a ser un programa de opinión y de conversación.  Siempre vi el SQP como televidente porque es el programa de espectáculos de Chile. Es un referente, por algo tiene 15 años en pantalla”.


Para Alvaro Bisama, escritor y crítico de televisión, la vigencia de SQP se debe a que “fue el primer programa en pensar a la farándula desde la idea de un relato, a explotarla como una cantera de noticias. Porque es el original. Porque tiene un canal que lo apoya pues ve en él alguna clase de capital simbólico y porque, en cierto modo, la marca pesa más que los panelistas”.


Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario